Celulares en el aula ¿prohibidos?

Otras e-tertulias

Imagen de 13316178081492
Anfitrión
Walter Campi
Imagen de 13316178081492

Estimados participantes,

¿cómo responden docentes y escuela a la “invasión” del celular en espacios formales e informales? ¿qué cambios provoca incorporarlo en el tejido fino de los procesos de aprendizaje?, ¿qué conductas troyanas trae al ambiente?

Aunque estamos llenos de preguntas y ni una respuesta, espero podamos en las próximas horas reflexionar juntos sobre el tópico.

En el ámbito familiar y en el laboral - más amplio, no en el microcosmos de "la escuela" el acostumbramiento ha sido el modo de inclusión cotidiana del teléfono celular y en algunos caso la necesidad - pienso en los crackberry workholics -, sin embargo, en el espacio educativo su incorporación ha generado tensiones singulares porque... ¿porqué los estudiantes carecen del sentido de pertinencia en un uso social consensuado? ¿porqué se espera en la escuela que toda innovación tecnológica sea transitada siguiendo la supervisión institucional?
Lo cierto es que en el ámbito escolar hay una tendencia generalizada a prohibir su uso, con reglamentación oficial incluida, a sancionar a los estudiantes que persisten ¿rebeldes? en su uso y a descalificar a priori al celular como un recurso para la actividad educativa.

Por ejemplo, en Pcia de Buenos Aires desde el 2006 está oficialmente prohibido
http://www.formadores.org/default_archivos/resolucion1728-2006.htm

Los invitamos a compartir opiniones, experiencias y preguntas en esta e-tertulia.

¡Bienvenidos!

Walter (W)

Imagen de 13315902043828

Todo un tema:
Seguramente la respuesta nunca será expresada desde la visualización de una sola dimensión.
Algo concreto: Nuevamente se pone al docente en el medio de la escena; actor al que se le exige versatilidad y flexibilidad en el medio de una marea de regalmentaciones rígidas. Aquí subyacen, en principio, dos elementos de peso: Por un lado necesidad de acercar a los docentes a una real concepción de esto que tanto nos gusta hablar, pero que cuesta concretar: ubicuidad.

Por otro lado, en una gran mayoría de casos, las lógicas tradicionales de gestión institucional de las TIC para en los establecimientos educativos tensionan con las lógicas propuestas del modelo uno a uno y de la ubicuidad. Pretendiendo extrapolar matrices de la presencialidad tradicional a un contexto muy diferente.

En definitiva, creo que son procesos con años de duración pero si estos no son encarados desde las mismas bases de los espacios gubernamentales, ese proceso no llega al fin deseado y acaba por girar y volver en contrramano

Saludos